La publicista Jackie Bird fundó recientemente la empresa Contenthood, con la que desarrolla contenido digital variado para las marcas. (Luis Alcalá del Olmo) Al pautar contenido pagado en vídeo, los primeros tres segundos son cruciales para captar la atención del usuario.

“Tiene que ser altamente relevante para que la persona no le dé ‘Skip Ad’”, advirtió Jackie Bird, quien luego de acumular más de 25 años de experiencia en la industria publicitaria en Puerto Rico y Estados Unidos, fundó la empresa Contenthood, que crea, desarrolla y distribuye contenido en medios digitales para las marcas.

“Tiene que ser bien impactante en los primeros tres segundos”, insistió Bird. “Entonces, no puedes tomar un vídeo que hiciste para un comercial de televisión y correrlo tal cual en una plataforma digital porque la gente le va a dar ‘Skip Ad’ y eso no es lo que queremos. Lo que queremos es que ese vídeo tenga tanta relevancia y tanto impacto en esos primeros segundos, que la gente lo quiera ver completo”.

Agregó que el público ante un televisor reacciona a un anuncio de manera distinta a un usuario en la web. “No estamos hablando de un televidente pasivo sentado en el mueble recibiendo todos estos impactos, sino que estamos hablando de una audiencia totalmente activa que está reaccionado al estímulo. Eso marca una diferencia bien grande entre un medio y el otro y, por ende, tiene que marcar una diferencia en el contenido que se está colocando para esa marca”.

Son diferencias en las que hay que pensar desde que se comienza a elaborar la estrategia que se utilizará para promover una marca particular. Dado que el usuario está expuesto a tantos estímulos e internet, dijo que suele ser necesaria la creación de cinco a diez vídeos distintos para sostener la presencia digital de una marca durante un año y así mantener el interés de los usuarios.

Todo esto cobra mayor relevancia de cara al futuro pues, según la experta, se espera que para 2021 un 80% de todo el tráfico en internet ocurra a través de vídeo o dirigido por vídeo.

“Por lo tanto, vemos vídeo como un área de oportunidad bien importante para las marcas llevar y desarrollar lo que debe ser su plataforma individual de contenido”, apuntó acerca de lo que describió como la “punta de lanza” de Contenthood.

Con la empresa, que fundó hace poco más de un año y opera desde Florida, Nueva York, Argentina y Puerto Rico, “el foco más importante desde un principio fue crear un modelo de negocio diferente, que fuera virtual”, dijo Bird.

“El modelo virtual nos permite trabajar con comunidades de creadores. Me refiero a blogueros, influencers, redactores, desarrolladores de web, todos aquellos que pueden estar envueltos en algún momento en lo que es el contenido de una marca”.

Contenthood se afilió a la empresa estadounidense Crowdhere, “que es una comunidad de más de 4,000 creadores y es una plataforma virtual para el manejo de proyectos para los clientes. Eso agiliza, facilita y ayuda a que podamos escoger y curar, dentro de esa comunidad de creadores, a aquellos que sean más apropiados para una marca en particular”.

Se trata de profesionales que se contratan por proyecto. En un año, Contenthood -que para su nacimiento contó con la aportación de una inversionista ángel de Puerto Rico- ha empleado a entre diez y doce personas en la isla. Confía en el talento local, el cual lideró cuando fue primero gerente general y luego presidenta de la agencia West Indies & Grey en Puerto Rico.

Por ahora, indicó que “la mayor parte de nuestro tiempo está orientado al desarrollo de nuevo negocio. Estamos haciendo acercamientos a diferentes clientes”.

“Los planes hacia futuro son continuar expandiendo y reclutar gente a tiempo completo en Puerto Rico porque eventualmente va a hacer falta”, agregó. El personal trabaja contenido para marcas dirigido hacia públicos en Estados Unidos, Puerto Rico y Latinoamérica.

Source: elnuevodia.com